Back

Limpiacristales eléctricos

En CREATE queremos facilitarte la limpieza del hogar diseñando una gama de Limpiacristales eléctricos que te ayuden de verdad, ofreciéndote desde aparatos limpiacristales eléctricos sin cables o, nuestros robots limpiacristales. Estos aparatos para limpiar cristales están pensados y diseñados para que cristales, espejos o ventanales queden perfectos, como con una limpieza profesional.

Has visto 7 productos de 7

Ventajas de los Limpiacristales eléctricos

Los limpiacristales eléctricos suponen un salto tecnológico que nos facilita una de las tareas más complicada y tediosa de todas: La limpieza de los cristales de tu hogar. Una labor compleja, delicada y un tanto arriesgada en el caso de contar con grandes ventanales que, gracias a los aparatos para limpiar cristales se convierte en una tarea relativamente sencilla y rápida.

Con un limpiacristales eléctrico puedes conseguir que tus cristales queden totalmente transparentes, sin marcas ni huellas. Ya no necesitas limpiar los cristales con una esponja o un paño húmedo, además de un cubo con agua limpia y otro con la sucia, una escalera, etc. Ahora existen en el mercado limpiacristales automáticos para conseguir un acabado óptimo y sin esfuerzo. También pueden ser utilizados para limpiar otro tipo de superficies, como son espejos, mamparas de baño o incluso baldosas y azulejos.

Tipos de limpiacristales eléctricos

Hoy en día existen en el mercado gran variedad de aparatos de limpieza, como las mopas eléctricas, limpiadoras a vapor, robots aspiradores friegasuelos y aparatos para limpiar cristales. En este caso, en Create contamos con limpiacristales eléctricos de diferentes tamaños y diseños, a precios totalmente asequibles. Disponemos de una selección de robots limpiacristales y de limpiacristales eléctricos para que ahorres tiempo en la limpieza de tus cristales y consigas un acabado extraordinario.

  • Limpiacristales convencional: Por limpiacristales convencional nos referimos al aparato para limpiar cristales tradicionales, de uso manual. Formado por distintos elementos que se tendrán que utilizar, se requiere cierta técnica en su uso, además de bayetas, esponjas y al menos dos cubos de agua (uno para el agua limpia y otro para la sucia)
  • Limpiacristales eléctricos: La función principal de este pequeño electrodoméstico es facilitar y simplificar el proceso de lavado pulverizando, limpiando y succionando el agua repleta de suciedad para así conseguir un resultado óptimo en tan solo un instante. Como en los modelos de CREATE, estos limpiacristales suponen una auténtica solución de limpieza y una gran ayuda.
  • Robot limpiacristales: Este dispositivo es mucho más completo pues, al funcionar gracias a una batería de litio recargable que lleva integrada, posee autonomía suficiente para encargarse de la limpieza de cristales, vidrios o baldosas por sí solo. Además, los modelos más avanzados son capaces de calcular una ruta de limpieza óptima e incluyen la opción de control remoto desde dispositivos iOS o Android para que puedas programarlos estés donde estés. ¡No tener tiempo dejará de ser una excusa válida! Mantener tus cristales limpios nunca había sido tan fácil, cómodo y rápido.

En qué fijarnos al comprar un limpiacristales eléctrico

Adaptabilidad y versatilidad: Gracias a su diseño, que incorpora un aspirador del agua sucia, son capaces de limpiar óptimamente superficies de cristal difícil acceso como pueden ser los bordes y las esquinas. Autonomía: En el caso de los limpiacristales eléctricos, estos funcionan sin cables e incluyen una batería recargable que los dota de gran autonomía y flexibilidad.

  • Eficiencia y potencia: Los aparatos para limpiar cristales tienen la ventaja de que ahorran agua y materiales, y tienen la potencia suficiente y necesaria para que, tras efectuar el lavado, no queden gotas de agua ni rastros de suciedad.
  • Diseño, peso y tamaño: Todo aspirador limpiacristales debe contar con un diseño ligero, compacto y liviano para que resulte de fácil y útil manejo. Además, es recomendable que su peso sea reducido, sobre todo en el caso de tener que limpiar grandes cristaleras.
  • Cómodos y prácticos: Te permitirán dejar tus vidrios o cristales completamente limpios, sin rayas, marcas ni huellas con el mínimo esfuerzo posible. Además, ya no deberás utilizar varias palanganas y bayetas, son un todo en uno.
  • Accesorios: Suelen contar con accesorios intercambiables como pueden ser una bayeta, un pulverizador, una boquilla adaptadora o incluso un brazo extensible para llegar hasta las superficies más altas.