Suscríbete y consigue un 5% dto.
Envío gratis a península
Back

Vinoteca con capacidad para 16 botellas de tamaño estándar, 75 cl. Cuenta con un rango térmico de 11 °C a 18 °C, baldas de madera con inclinación para la correcta conservación del vino y luz LED sin frecuencia azul, entre otras características.

En Stock, envío en 24h-48h

Special: Exclusive

Total

249,95

IVA incluido

Cantidad:

AHORRA 0%
249,95
Precio recomendado 249.95 €
- 0%
Características
Winecooler Wood L
Vinoteca eléctrica refrigerada de bajo consumo para 16 botellas
Concebida para preservar, conservar y optimizar tus vinos en perfectas condiciones de temperatura, luz y humedad.
Winecooler Wood L
Rango térmico regulable de 11° a 18º grados
Conserva y alarga la crianza a distintas temperaturas, según el tipo de vino. Para un rendimiento óptimo de la vinoteca, se recomeinda seguir las instrucciones del manual de uso.
Winecooler Wood L
Fabricada con materiales resistentes y duraderos de primera calidad
Como el acero inoxidable y el cristal Termoglass, que te permite encontrar la botella deseada con facilidad.
Winecooler Wood L
Luminaria LED de bajo consumo
Sin frecuencias de luz azul para no alterar ni oxidar los pigmentos y taninos del vino. Clasificación energética Clase A y sistema de refrigeración sin gases CFC.

Descripción

Materiales: La vinoteca está fabricada con materiales resistentes y duraderos como la madera de las baldas o el cristal de aislamiento doble de la puerta.

No emite gases de efecto invernadero perjudiciales para la salud y el planeta.

Luz LED interior: No emite luz con frecuencia azul que podría alterar la calidad de los vinos almacenados.

Temperatura: La vinoteca está diseñada para evitar cambios bruscos de la temperatura interior seleccionada, con un rango de entre 11 °C y 18 °C para la óptima conservación del vino y sistema autodefrost.

Su diseño moderno, sobrio y elegante combina perfectamente con cualquier estilo de decoración.

La normativa europea sobre calificación de la eficiencia energética de los electrodomésticos ha cambiado. Esto no significa que el producto que compró sea diferente en su consumo eléctrico, sino que el etiquetado ha cambiado a su equivalente actual, adaptándose a los nuevos niveles de calificación.